«Psique» en La Nación

psique-en-la-nacion-8-marzo-2010

Transcripción:

LA NOVELA QUE VATICINÓ EL TERREMOTO EN CHILE
La obra revela a un país devastado por una terrible catástrofe, que tiene ciudades con edificios colapsados, gente desaparecida y atrapada bajo los escombros, toque de queda, saqueos por doquier y fuerzas militares en las calles intentando controlar una sociedad fracturada.

“PSilvia despierta en un Santiago devastado por un evento cataclísmico, su memoria tan en ruinas como la ciudad misma”. Esta estremecedora frase marca el punto de partida de “Psique”, la novela de Mythica Ediciones que escribieron Sergio Alejandro Amira y Daniel Guajardo bajo el seudónimo de Carolina Lehman. Lanzada una semana antes del terremoto en Chile, aparece como una obra que logró, sin quererlo, vaticinar uno de los sucesos destructivos más terribles e impactantes que haya registrado la historia del país.

Lanzado el 19 de febrero en la Feria del Libro de La Serena, “poco imaginábamos quienes escribimos este libro, que una semana más tarde despertaríamos a una realidad casi idéntica a la descrita en el libro”, asegura Sergio Alejandro Amira.

“Psique” devela una ciudad en ruinas con edificios colapsados y gente atrapada bajo los escombros. Una ciudad con toque de queda y fuerzas militares imponiendo el orden en las calles. “Perfectamente podríamos estar describiendo la ciudad de Concepción, aunque nosotros situamos los hechos de la novela en Santiago”, cuenta Amira.

Hasta locaciones como Cobquecura y Cauquenes, lugar de nacimiento de la protagonista, pueblan esta obra que extrapolando elementos de ciencia ficción, se topó de frente con una realidad que mantiene al país en la cuerda floja. De hecho, en la obra Psilvia desaparece durante un prolongado tiempo motivando la preocupación y angustia de sus amigos y familiares. “Su pobre mamá tuvo que ir a mirar todos los cadáveres arrumados en el Arena Santiago del Parque O’Higgins. Ahora tienen refrigerados a los muertos con unas máquinas de un circo de hielo porque no caben en el Servicio Médico Legal”, le dice su conserje a Psilvia, luego de que el personaje reaparece tras recorrer calles agrietadas, repletas de escombros y olores nauseabundos.

CHILE AL LÍMITE

La idea original de la obra surge por el año 2007, con la protagonista como una chica de Cauquenes que al cumplir dieciocho años viaja a Santiago para ingresar a la universidad. Tras una serie de circunstancias desafortunadas, abandona los estudios y trabajos mediocres para volver con su madre en el sur. Pero un terrible cataclismo la detiene y la deja con secuelas mentales, como problemas a la memoria y un amigo imaginario que la acompaña a sol y sombra.

“Creo que se ha vuelto dolorosamente contingente pero no sé si considerarlo un vaticinio. Chile es un país de terremotos, volcanes y aluviones y es imposible sustraerse a esta realidad. En la obra, el gobierno cede a una empresa militar privada norteamericana la reconstrucción del país, mientras el Poder Ejecutivo se muda a Valparaíso, donde ya opera el Legislativo y se establece la nueva capital de Chile”, afirma.

En “Psique” las coincidencias no paran. Además del toque de queda circunscrito a una ciudad, una de las protagonistas vive en un edificio inclinado, similar al caso de muchos chilenos en Santiago y Concepción. Otro personaje se encuentra atrincherado en su casa hace meses con miedo a que lo asalten las bandas de saqueadores. Además hay problemas con los cajeros automáticos, desabastecimiento y criminales peligrosos sueltos.

“Ya varias ciudades como Santiago, Talca, Valparaíso, Chillán y Concepción se han levantado de entre las cenizas y escombros en el pasado. Tal y como lo hace la protagonista de ‘Psique’. Psilvia no es otra cosa que la encarnación misma de un Chile desnudo y expuesto, constantemente reconstruyéndose, luchando por conservar su humanidad en medio de situaciones límites con la esperanza y fe puestas en un futuro mejor”, concluye Amira.

Gabriel Bahamondes en Diario La Nación, 08-03-2010